Pensando la Polis desde la Jungla

Expandmenu Shrunk


  • Tag Archives psicologia
  • TPOC. Final.

    IV Psicoterapia y farmacología. Comentarios finales.images

    4.1

    Es común que el diagnostico diferencial se realice con el TOC, porque los fármacos  como la clomipramina, fluoxetina y sertralina[i] todos inhibidores de recaptación de serotonina, funcionan efectivamente en la disminución de las obsesiones y compulsiones. Sin embargo, estos medicamentos no han tenido efectividad en el TOPC, pues este último depende de una estructura de personalidad construida y soldada al individuo. Por lo tanto, el tratamiento para estos sujetos va en la línea de la psicoterapia de orientación analítica y el psicoanálisis.

    Las sesiones con estos pacientes dependen de una gran agudeza y tolerancia del terapeuta debido la intelectualidad, rigidez, sensación de descontrol que puedan experimentar los sujetos en terapia. El psicólogo debe realizar un análisis sistemático de los mecanismos de defensa y las angustias del paciente, intentando tomar distancia del conflicto psíquico analizando la transferencia para pesquisar ahí las ansiedades. El obsesivo trae consigo angustias (separación, castración, perdida del objeto amado) que se intentara canalizar en la terapia. Es importante aquí la posición neutral del terapeuta y el manejo de la transferencia negativa que según algunos autores[ii] puede conducir al fracaso de la intervención. No existe un único método para tratar este desorden de personalidad, pero existe consenso en que un buen encuadre e interpretación ayudaran al paciente a generar nuevas estrategias en relación a sí mismo y a los demás.  Finalmente es muy aventurado establecer un marco psicoanalítico o proyecto de terapia en este ensayo, primero por qué somos principiantes en estos contenidos y segundo porque su extensión (si lográramos escribirlo) superaría ampliamente lo ya expuesto. Continue reading  Post ID 4536


  • TPOC 3

    1.3 El mercado y lo obsesivo  

      “Crea necesidades y crearas esclavos” imgresRoma 450 a.C                                                        

    Nosotros los chilenos nos hemos convertido en maquinas deseantes. Queremos de todo, engullimos y consumimos orgullosos de nuestro poder adquisitivo. Tal cuál aquella sociedad victoriana del viejo mundo (cuna de Freud) pretensiosa y narcisa. Hablamos de producción, cupo, crédito, moda, crecimiento, con total naturalidad. Obviando que a la base de todo este discurso, se encuentra un ser desvalido y temeroso que anhela someter para vivir. No fue casualidad que el psicoanálisis pusiera el foco en la sexualidad, para entender la estructura psíquica. En el fondo, lo sexual solo es dominio, manipulación del otro, pues para ser en el mundo postmoderno, debemos tener. La pregunta entonces, tal cual se esboza en la novela El silencio de los corderos, seria ¿Cómo comenzamos a desear? La respuesta salta a la “vista”, este sentido se encuentra hoy a la vanguardia de lo que se desea, pero, está lejos de ser el más importante. Los ojos son solo un puente, de lo que se pretenda sea la realidad, lo que es, nadie lo sabe. Hasta el momento nos limitamos a decir que es construcción. Por lo tanto, participamos activamente como creadores y en este proceso donde se fijan los deseos, construimos desde fuera hacia adentro y viceversa en una mixtura que edifica la personalidad. Entonces cuando deseamos ¿Qué es lo que queremos? Simplemente a nosotros mismos, el deseo es el reflejo del vacío, de lo inconcluso, de algo deformado por el tiempo, pero que habita dentro, o más bien en un punto intermedio entre lo que creemos sea esa realidad y lo que imaginamos somos nosotros. Aquella dimensión de lo real para Lacan, fuera de lo simbólico (el mundo edificado por el lenguaje) y las representaciones. Continue reading  Post ID 4524


  • TPOC 2

    1.2 Curso y relación con los trastornos alimenticiosimages

    Quizás sea conveniente antes, aclarar la diferencia entre el  trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y el trastorno de personalidad obsesiva-compulsiva (TPOC) pues en la literatura médica comparten síntomas, pero, son diferentes en gravedad y categoría psiquiátrica. “El  TOC es un trastorno de ansiedad (un temor o ansiedad poco realista e irracional que provoca incapacidad), mientras que el TPOC es un trastorno de personalidad (un patrón crónico de personalidad inflexible y distorsionada junto a patrones de comportamiento rígidos)”[i]

    En este artículo nos referiremos al TPOC porque comparte las mismas raíces patogénicas y fundamentalmente porque el grado de alienación de nuestra sociedad lo mantiene en mayor prevalencia en relación a la simple neurosis obsesiva (TOC) enfermedad invalidante y suicida que comparte rasgos con otros trastornos de ansiedad. Continue reading  Post ID 4507


  • TPOC.

    El siguiente ensayo se divide en cinco partes: Etiología de la obsesión, curso y relación con trastornos alimenticios, el mercado y lo obsesivo, psicoterapia y farmacología, comentarios finales.Trastorno obsesivo compulsivo

    1.1  Etiología.

    Se ha definido la obsesión como la enfermedad de la duda, aquel pensamiento que viene repetidamente a la mente y que se perpetúa a través del miedo. Sin esta condición  temor, inseguridad, no sería patología. Freud publico en 1895 Obsesiones y fobias. En este interesante texto plantea que las condiciones constitutivas de lo obsesivo son: a) Una idea que se impone al enfermo y b) Un estado emotivo asociado. Freud comenta que “los síntomas de todas esas afecciones son producto del mecanismo psíquico de defensa (inconsciente) surgiendo por lo tanto a consecuencia de la tentativa de reprimir una representación intolerable, penosamente opuesta al yo” Continue reading  Post ID 4494


  • Paradigmas y Contraparadigmas: hacia una doctrina de la protección irregular? (Parte I)

    imgres

    Por Mario Muñoz Méndez

    Doctrina y norma positiva / Cultura y prácticas culturales. Todo lo anterior en juego durante la puesta en marcha y la materialización de la Ley de Responsabilidad Penal del Adolescente (LRPA)[2], que ya ha cumplido cinco años de ejecución en Chile, sin mayores correcciones desde su inicio. La discusión original, alentada desde una doctrina garantista o de protección integral de los derechos de la infancia y la adolescencia,  concluyó por generar una norma positiva orientada a la sanción y el castigo. La transición hacia un imaginario enfoque de derechos se vio socavada por normas y  prácticas culturales del ámbito legal y judicial que dejaron pendiente el paso hacia una Cultura de Derechos. La tan anunciada “revolución copernicana”de las garantías y el  debido proceso aún no ha tocado nuestras costas;  estará necesariamente a la espera de mejores tiempos. Continue reading  Post ID 4183


  • La rehabilitación como conversación (Parte II)

    “En tanto somos, en cuanto dialogamos” Martin Buber

    5.- ¿Dónde conversar?

    Consecuente con lo planteado antes, creemos que las conversaciones deben situarse, las más de las veces y en lo posible, en los espacios naturales de la gente. Los espacios artificiales (quizá institucionales) no favorecen soluciones naturales, las que tienden a ser más permanentes. La intervención psico-social al nivel local nos hará posible la activación y/o constitución de redes, sea primarias o secundarias.

    imagesEn el caso de las primeras, partiremos del sujeto (redes egocéntricas) para ir diagramando con él su propia red de relaciones primarias. En gran medida, nuestra intervención estará orientada a facilitar el “efecto red”, el que se produce en el momento que una persona vincula mentalmente a otra persona consigo misma, considerándola como parte de su red de relaciones sociales. Al conversar con otro (joven, madre, etc.) siempre podremos realizar este ejercicio, evaluando en la conversación “con quién se cuenta” o “con quién se podría llegar a contar”. La persona buscará en su set de relaciones reales o potenciales, según criterios de cercanía física, social y cultural. El efecto red opera cuando el sujeto apela a otro(s) en la búsqueda de soluciones y recursos, ya sea por un contacto directo o intermediado por otros (red exocéntrica). Continue reading  Post ID 4139


  • La rehabilitación como conversación (Parte I)

    “Saber consiste en referir el lenguaje al lenguaje”  Michel Foucault

    Por Mario Muñoz Mendez

    La presentación que sigue se basa en la premisa de que rehabilitar es, básica y esencialmente, conversar. 

    imagesPosiblemente, cuando pensamos en rehabilitación respecto de nuestros sujetos de atención nos vienen a la cabeza instituciones, talleres, complejas metodologías a veces  excluyentes unas de otras.  Sin  embargo, la posición que aquí presentamos es bastante más elemental: para rehabilitar hay que conversar, independiente de lo que paralela o posteriormente hagamos con los “beneficiarios” o sujetos atendidos. Más allá, o más acá, de los artilugios que pensamos y fantaseamos como estrategias o mecanismos de rehabilitación siempre está la conversación entre el rehabilitador y el “rehabilitando”, como el agua entre los peces, como el aire entre los pájaros. Alguien dijo alguna vez: “nunca sucede que no suceda nada”. Trasladando esta afirmación a las esferas de nuestro quehacer, deberíamos decir: “nunca sucede que, dentro de los contextos de encuentro entre rehabilitador y beneficiarios, no conversemos y -aunque no lo hagamos- ello también es significativo”. images

    La conversación es como la música: se compone de melodías y armonías tanto como de silencios. La acepción que damos aquí a la palabra conversación es a la vez trivial y trascendente: es la conversación nuestra de cada día, la inocente o intencionada conversación a través de la cual generamos realidades con otros, legitimándolas, objetivándolas, mistificándolas y, a la vez, desmitificándolas. Es por la conversación que reconocemos a un otro -”beneficiario” en este caso- como un interlocutor legítimo, y es también la conversación el medio por el cual podemos menoscabar u ocultar al otro. Continue reading  Post ID 4111


  • Lo otro: el tiempo de Lacan.

    Reloj+de+arena

    Lo real, lo simbólico y lo imaginario. Y qué hay de lo que aprieta mi cabeza ahora, ¿En qué categoría caerían esas tenazas? Es una genealogía de la psique o, más bien, una historia del presente. El pasado nos condena, se diría en estas tierras, nosotros como Calvino pensaríamos, ¡estamos predestinados!.

    No vemos el mar pues ya todos lo han visto, tampoco la arena y aquella casa que cuelga del desfiladero. No procesamos nada pues nuestra tensión evade la pregunta. La interrogación primigenia por la realidad. La pregunta por el ser. Heidegger lo sabía, Schopenhauer lo intuyó, Hegel la falsificó y Nietzsche hizo un ditirambo con la respuesta. ¿Qué nos queda ahora? Buscar las causas de nuestra mirada y ponerle signo de interrogación a esta frase para que se entienda. Continue reading  Post ID 3985


  • Declaración psicológica.

    Queridos jungleros, estamos al debe, con muchos articulos que quedaron inconclusos, pero que esperamos en esta época estival den a luz y continúen el curso programado. Las disculpas por esta larga ausencia…aquí una pequeña declaración psicológica para aquellos autodenominados los médicos del alma. 1232130641413_f

    Leyendo a la vieja escuela alemana de Friburgo, es imposible no sospechar sobre su origen y tele-transportarnos a los discursos de dos monstruos del siglo XIX. Schopenhauer  “el mundo como voluntad y representación” y Nietzsche “La voluntad de poder”. Su  diagrama de la voluntad como el motor que nos mueve todavía nos sorprende. Este decurso, según estos viejos cabros, no sería más que la acción mancomunada de un grupo de voluntades, que despliegan sus motivaciones en pos de un objetivo. Progreso, lo llamaron los positivistas, bajo esa lupa hoy es emprendimiento. Aunque ninguno corresponde, ambos deambulan perdidos. Es el discurso que la modernidad emplea para justificarse. Continue reading  Post ID 3862