Pensando la Polis desde la Jungla

Expandmenu Shrunk


  • Category Archives Las Palabras y Las Cosas
  • Comunicología y Unidad IberoAmericana

    Comunicología y Unidad IberoAmericana

    Manuel Ortiz Veas, Universidad de La Frontera, Temuco, Chile 

    maortiz.@ufro.cl

    Y no hay belleza como esta belleza

    de América extendida en sus infiernos,

    en sus cerros de fuerza y poderío

    y en sus ríos atávicos y eternos.

    Pablo Neruda

    Empréstame a tu hermana,

    a ver, a ver si la cosa llega a parto de una vez,

    y nos juntamos todos…

    en una “Patria Grande”.

    Gonzalo Rojas

    Antigua América, novia sumergida …

    Déjame hundir la mano

    Y deja que en mí palpite, como un ave mil años prisionera,

    El viejo corazón del olvidado …

    Aire en el aire, el hombre, dónde estuvo?

    Tiempo en el tiempo, el hombre, dónde estuvo?

    Sube a nacer conmigo hermano.

    Pablo Neruda

     

                                                                 INTRODUCCIÓN

    Vivimos bajo el imperio del narcisismo y egocentrismo: egoístas, autoritarios y no solidarios de poderosos que imponen el belicismo;  obligando a los ciudadanos a la no comunicación (acto altruista& solidario&pacífico de hacer en común) y haciéndonos creer que es sinónimo de cien o más conceptos.

    La palabra maldita, PAZ – denominada así por la Poeta chilena Gabriela Mistral, que vivió en momentos en que se privilegiaba la guerra –  conlleva y va implícita en los verdaderos orígenes etimológicos y léxico-genésicos de la COMUNICACIÓN… Comunicación que para hacerla viva y encarnada requiere  de un nuevo mundo valórico ( donde prime la comunidad en el amor y la aceptación ) que tenga claro que habitamos en una Datósfera en la cual debemos claramente distinguir y diferenciar una serie de conceptos que nunca han sido sinónimos; y hacer una ética y moral donde sea realidad el que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Continue reading  Post ID 4915


  • Hablemos de otras Pedagogías.

    Saber-Ser-Hacer

    Acercamiento a la Pedagogía Crítica Transformadora.

    Por F. Sacamuelas

    «Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción» 
    P. Freire.

    La Educación toma un papel preponderante a la hora de proyectar los rumbos de una determinada sociedad. Sin embargo, igual que otros campos de desarrollo humano, no está ajena al sistema económico ni a la irradiación valórica-cultural que éste propaga. La pedagogía crítica transformadora nos invita a repensar esta plataforma (político-económica-social) desde la cual “emerge” nuestra entrega de saberes, la práctica educativa y la valoración que hacemos de ella.pedagogia-critica
    La educación, como nos señala este modo de comprender y ejercer la pedagogía, no es neutra; tampoco una mera estructura curricular a ser reproducida y luego evaluada para mejorar ciertos aspectos técnicos en su andar. La pedagogía crítica, parafraseando a Luis Huerta Charles, es más bien: «una filosofía de vida para quienes aceptan el reto y compromiso de construir una sociedad más justa; donde la escuela como espacio público y los maestros como agentes de cambio, busquen construir una democracia participativa para educar una ciudadanía crítica».
    Para comprender esta propuesta crítico-práctica, se debe partir por desmitificar ciertas “verdades asumidas”, dentro de la educación formal. Continue reading  Post ID 4827


  • Dos maestros!!

    -Habiendo pensado vívidamente sobre la esencia del ser humano durante décadas, ¿a qué conclusiones ha llegado?

    -La experiencia decisiva de mi pensamiento, y lo mismo aplica para la filosofía occidental, esto es, la contemplación de la historia del pensamiento occidental, me mostró que, en el pensamiento contemporáneo, una pregunta nunca ha sido postulada, esta es, la pregunta por el Ser. Esta pregunta es de importancia, debido a que en el pensamiento occidental. la esencia del ser humano está determinada, en su relación al ser, y en que existe, en su correspondencia con el Ser. Esto significa que el ser humano es esta correspondencia, esta esencia, que tiene lenguaje. A diferencia, pienso, de las enseñanzas budistas, el pensamiento occidental realiza una distinción esencial entre el ser humano y otros seres vivos, plantas y animales. El ser humano se diferencia por su lenguaje, esto quiere decir, que se sabe en relación al Ser. Y esta pregunta por el Ser no ha sido formulada en la historia presente del pensamiento occidental, o para decirlo más claramente, el Ser mismo ha permanecido oculto para el ser humano. Es por eso que ahora debemos formular esta pregunta, para obtener una respuesta sobre qué y quién es el ser humano.

    ¿Piensa usted que deberíamos crear una nueva actitud fundamental hacia la vida, o que deberíamos profundizar las presentes enseñanzas de la religión?

    -Me parece que a través de mi respuesta a su primera pregunta he dejado claro que una nueva forma de pensamiento es necesaria. Es especialmente necesaria puesto que la pregunta no puede ser respondida por la religión. También es necesario formular esta pregunta, puesto que la relación occidental con el resto del mundo ya no es transparente, sino confusa, en parte a causa de la liquidación de la fe, la iglesia, por parte de la filosofía, y por parte de la ciencia, y la extraña circunstancia de que hoy en el mundo moderno, la ciencia es vista como si fuera una forma de religión. Voy a aclarar este enunciado más adelante. Continue reading  Post ID 4817


  • -esencia y copia-

    POR QUÉ SAMPAOLI NO ES BIELSA NO HAY COMENTARIOS

    Por Martín Espinoza (fuente: http://noesnalaferia.cl/)

    jorge-sampaoli-chile-holland_3162942

    Pasó hace poco rato. Jorge Sampaoli entraba al Palacio de Congresos de Zúrich de impecable terno negro con la débil esperanza de quedarse con el galardón al mejor director técnico de fútbol del año 2015. Desde que se oficializó la entrega del reconocimiento, nunca un entrenador que en su carrera hubiese tenido un mínimo vínculo con Chile había estado dentro de los tres nominados. El argentino terminaría en tercer lugar, detrás de Luis Enrique y Pep Guardiola.

    bielsa

     Los méritos son obvios e irrebatibles. El casildense, a través de un trabajo metódico, estricto y altamente obsesivo, logró darle a una selección mediana la talla de una de las grandes. Después de un sobresaliente desempeño en las clasificatorias al mundial de Brasil 2014, una digna presentación en la cita planetaria y la consecución de la Copa América de Chile el año recién pasado como guinda de la torta, Sampaoli no dejó muchas dudas sobre las razones por las que había sido nominado.

    Ultra conocida es la devoción del seleccionador nacional por el profe Marcelo Bielsa. Desde su estreno en Chile, el calvo DT se hacía conocido por darle buen uso a una de las marcas registradas del entrenador rosarino. Con un vertiginoso planteamiento le sacaba trote a un otrora opaco equipo de O’Higgins gracias al 4-3-3 que popularizó el mismo Bielsa. Fue Sampaoli quien admitió abiertamente saberse de memoria conferencias y charlas de su mentor. Ambos técnicos imponían un sistema de juego revolucionario. Uno bajo el papel de creador y otro como discípulo de su escuela.

    Pero lo de revolucionario no llegó sólo por la disposición dentro de la cancha. Ambos también coincidieron en la articulación de un discurso con contenido social fuera de ella. Es en el desglose de éste y la coherencia de la que dan cuenta sus conductas en donde se comienzan a percibir las principales distancias entre ambos personajes.

    Sampaoli ha sido explícito en su apoyo al movimiento estudiantil. Cercano a Camila Vallejo y Giorgio Jackson, dio muestras de respaldo recibiendo en Pinto Durán a líderes secundarios e hilando –con bastante más esfuerzo que Bielsa- frases que sirvieran como espaldarazo para el movimiento social. Al mismo tiempo, firmaba un contrato por poco menos de un millón de dólares para ser el rostro del Banco Santander a poco de comenzar el mundial de Brasil.

    Marcelo Bielsa ya tenía un nombre ganado en el fútbol mundial. Con un palmarés que no rebozaba reconocimientos -pero sí seguidores- se embarcó en un proyecto que partió desde cero. Con un sello de austeridad, se encerró para vivir en Pinto Durán lejos de las excentricidades propias del mundo del fútbol y dedicarle tiempo completo al análisis y edición de cientos de videos de los jugadores chilenos que militaban en todo el globo.

    El historial político de Bielsa es relativamente extenso. Embolsándose cerca de 1,5 millón de dólares por dirigir a la selección chilena, el rosarino casi avergonzado tildó de “ofensivo” su propio sueldo en la primera conferencia que dio en el país. Célebre fue el episodio en que, llegando de Sudáfrica, obvió un apretón de manos con el subsecretario de Deportes -y expresidente de Blanco y Negro- Gabriel Ruiz Tagle. Aún más polémico fue el instante en el que, segundos después, trató de hacer lo mismo –sin éxito- con el expresidente Sebastián Piñera despertando un sinnúmero de críticas por “haberle faltado el respeto al país”.

    En un fiel reflejo de su línea, Bielsa puso fin a su vínculo con la selección chilena una vez que Sergio Jadue y la banda de delincuentes que lo apoyaban se hicieron de la ANFP. “Sergio Jadue actuó para que yo entendiera que no debía confiar en él”, declararía a comienzos de 2011.

    Fueron varios los que aplaudieron, en 2012, el momento en que celebró desde la banca del Athletic de Bilbao la expropiación que el gobierno de Cristina Fernández había impulsado para repatriar la empresa YPF. “No corresponde ni que usted la haga ni que yo la responda (la pregunta) pero celebro que mi país haya recuperado una fuente tan importante para su futuro” le dijo al periodista en dicha instancia.

    Hablamos de Bielsa como un teórico de fútbol. Un pensante. Uno de los pocos que le ha puesto filosofía al asunto. Sampaoli, en cambio, vendría siendo el new rich de los entrenadores bielsistas. Con un capital cultural menor, aplicó su modelo (casi) mejor que él, pero hay algo en lo que no le pudo seguir el trote: la consistencia.

    Como me dijo con precisión un amigo, “Sampaoli es el perfecto Bielsa neoliberal”. Es decir, de todo lo que implica la corriente iniciada por el rosarino, el casildense toma la gran mayoría desechando el sustento ético que completa la tendencia.

    ¿Es el amateurismo lo que llevó a Jorge Sampaoli a, después de recibir un premio individual de 3,1 millones de dólares por ganar la Copa América, imponer como una obligación el que se le baje la cláusula de recesión de 6,3 millones de dólares que él mismo firmó hace un par de meses? ¿Es el mismo amateurismo con el que hace gárgaras lo que llevó a Sampaoli a crear una sociedad en un paraíso fiscal para recibir los pagos de la ANFP?

    “Nunca imaginé que en tan poco tiempo se iba a destruir la imagen de un ídolo que tanto le dio al fútbol chileno”, acaba de declarar Sampaoli. Mejor será responderle con palabras de su propio mentor:
    “El éxito es deformante”, dijo Bielsa en 2002. “Relaja, engaña, nos vuelve peor, nos ayuda a enamorarnos excesivamente de nosotros mismos. El fracaso es todo lo contrario; es formativo, nos vuelve sólidos, nos acerca a las convicciones, nos vuelve coherentes”, agregó. Qué acotación más certera para describir el momento que vive nuestro seleccionador nacional que, nublado por las bocanadas de éxito que provee su implacable campaña, no hace más que prostituir sus convicciones por preseas y bolsas de billetes. Es que el trasandino ha mostrado evidencias del pragmatismo y el exitismo propios de su persona que, a la hora de conseguir la gloria, no vacila en transar su doctrina. Peor si de pasada lo hace auto adjudicándose el mote de ídolo.

    Bielsa se fue de Chile con la cabeza en alto, sincerando su postura –sin esgrimir excusas baratas (repudio al “No quiero trabajar ni vivir en Chile pero soy un rehén” de Sampaoli)- y actuando acorde a sus principios. Es por eso que su legado siempre va a ser objeto de reconocimiento infinito por parte de los que pensamos que su escuela tiene más valor que una copa. A Sampaoli lo recordaremos por la Copa América, por la descollante campaña con la U, por haber sido nominado como el mejor técnico del año por la FIFA y por haber hecho jugar a la selección como nunca antes. Lo recordaremos como uno de los mejores entrenadores que ha pisado el país, pero más que cualquier otra cosa, lo recordaremos como el discípulo incompleto del gran Marcelo Bielsa.

    Continue reading  Post ID 4752


  • SocioFútbol

    LAS RAZONES DE MI GENERACIÓN PARA GANAR LA COPA AMÉRICA

    Por Richard Sandoval

    descargaSoy de la generación que se pasó la infancia noventera escuchando, como si se tratara de un hito de otro planeta, las historias de nuestros papis saliendo a celebrar en moto con nuestro hermano mayor la Copa Libertadores del 91, con una alegría incluso mayor que la del triunfo en el plebiscito. Soy de la generación cuyo primer recuerdo en la memoria es estar hincado en la cama, instalada en una precaria ampliación, poniéndole stick fick a las láminas de Andrés Escobar o Roberto Baggio para llenar el álbum de Estados Unidos 94, ese de galletas McKay, más ricas no hay. Y nosotros, inocentes, apoyando al país del color más bonito, ignorantes siquiera de la existencia de una Selección propia. Eran los tiempos del mayor castigo en la historia del fútbol, debido al Maracanazo del Cóndor Rojas. Continue reading  Post ID 4662


  • Todo lo que sé es que yo no soy marxista

    Por: Paquita Armas Fonseca

    5 mayo 2014| http://www.cubadebate.cu/

    Hoy el mundo, sí, el mundo celebra el cumpleaños 196 de Carlos Marx. Lejos de abandonar las bibliotecas actualmente El capital, su obra cumbre, sigue siendo texto de consulta obligado.

    Del libro Moro, el gran aguafiestas, de Paquita Armas Fonseca, texto con una edición en Pueblo y Educación para el acceso a sus páginas de los estudiantes de la enseñanza media en adelante, ofrecemos este capítulo.

    TODO LO QUE SÉ ES QUE YO NO SOY MARXISTA

    Marx1Si ha existido un hombre que ha despertado pasiones contrapuestas, ese es Carlos Marx. Con un carácter indomable, polemista brillante, orador carismático, atractivo para cualquier ser pensante, El Prometeo de Tréveris devino Dios de la verdad para una gran parte de los seres humanos, o el Diablo Rojo, para otra. No fue —ni es— un Dios o un Diablo. El mismo sería el primero en exigir —de poder hacerlo— que su vida y obra estuvieran situadas en el escalón más alto del planeta: en el de un hombre con sus virtudes y sus defectos. Continue reading  Post ID 4172


  • La rehabilitación como conversación (Parte II)

    “En tanto somos, en cuanto dialogamos” Martin Buber

    5.- ¿Dónde conversar?

    Consecuente con lo planteado antes, creemos que las conversaciones deben situarse, las más de las veces y en lo posible, en los espacios naturales de la gente. Los espacios artificiales (quizá institucionales) no favorecen soluciones naturales, las que tienden a ser más permanentes. La intervención psico-social al nivel local nos hará posible la activación y/o constitución de redes, sea primarias o secundarias.

    imagesEn el caso de las primeras, partiremos del sujeto (redes egocéntricas) para ir diagramando con él su propia red de relaciones primarias. En gran medida, nuestra intervención estará orientada a facilitar el “efecto red”, el que se produce en el momento que una persona vincula mentalmente a otra persona consigo misma, considerándola como parte de su red de relaciones sociales. Al conversar con otro (joven, madre, etc.) siempre podremos realizar este ejercicio, evaluando en la conversación “con quién se cuenta” o “con quién se podría llegar a contar”. La persona buscará en su set de relaciones reales o potenciales, según criterios de cercanía física, social y cultural. El efecto red opera cuando el sujeto apela a otro(s) en la búsqueda de soluciones y recursos, ya sea por un contacto directo o intermediado por otros (red exocéntrica). Continue reading  Post ID 4139


  • La rehabilitación como conversación (Parte I)

    “Saber consiste en referir el lenguaje al lenguaje”  Michel Foucault

    Por Mario Muñoz Mendez

    La presentación que sigue se basa en la premisa de que rehabilitar es, básica y esencialmente, conversar. 

    imagesPosiblemente, cuando pensamos en rehabilitación respecto de nuestros sujetos de atención nos vienen a la cabeza instituciones, talleres, complejas metodologías a veces  excluyentes unas de otras.  Sin  embargo, la posición que aquí presentamos es bastante más elemental: para rehabilitar hay que conversar, independiente de lo que paralela o posteriormente hagamos con los “beneficiarios” o sujetos atendidos. Más allá, o más acá, de los artilugios que pensamos y fantaseamos como estrategias o mecanismos de rehabilitación siempre está la conversación entre el rehabilitador y el “rehabilitando”, como el agua entre los peces, como el aire entre los pájaros. Alguien dijo alguna vez: “nunca sucede que no suceda nada”. Trasladando esta afirmación a las esferas de nuestro quehacer, deberíamos decir: “nunca sucede que, dentro de los contextos de encuentro entre rehabilitador y beneficiarios, no conversemos y -aunque no lo hagamos- ello también es significativo”. images

    La conversación es como la música: se compone de melodías y armonías tanto como de silencios. La acepción que damos aquí a la palabra conversación es a la vez trivial y trascendente: es la conversación nuestra de cada día, la inocente o intencionada conversación a través de la cual generamos realidades con otros, legitimándolas, objetivándolas, mistificándolas y, a la vez, desmitificándolas. Es por la conversación que reconocemos a un otro -”beneficiario” en este caso- como un interlocutor legítimo, y es también la conversación el medio por el cual podemos menoscabar u ocultar al otro. Continue reading  Post ID 4111