Pensando la Polis desde la Jungla

Expandmenu Shrunk


Hijos de la dictadura.

IMG_20191023_135651426_HDRSantiago,  2019.

Son las 18:45 de un cálido octubre en Santiago. Estoy sentado en la cuneta, frente a una plaza que comienza a cobrar vida. Un centenar de vecinos han organizado espontáneamente un acto cultural, se nota por la artesanal amplificación, por el desorden de los cables y el  turno desorganizado de distintos oradores.  Música, cacerolazos, gritos se repiten al calor de los artistas, la consigna es una sola “Fuera Piñera” “Renuncia Piñera”

Nací el año 1975, por lo que alcancé la mayoría de edad, en el primer gobierno de la concertación. Por aquel entonces aún se rememoraba, los vítores de la campaña del NO y la vuelta a la “democracia”. Tiempos que hablaban de los logros y la fuerza del pueblo, de los cambios que estaban próximos a venir, pero que yo solo escuchaba, con mínima intención de comprender.

Las marchas, las protestas se habían acabado, y como cual soldado, que no sabia por que luchaba, volvía ahora a mis cuarteles (Colegio, liceo, amigos, carrete etc). En todos estos espacios, no se hablaba de otra cosa, que, de futuro, asociado siempre al crecimiento personal, a la idea de progreso/Esfuerzo para hacer de Chile un país más-mejor.

Por lo menos eso nos vendían como educación, eso aparecía en cada calificación recibida “debes estudiar más” “con estas notas no te alcanzará ni para barrer la calle” “No llegarás a ningún lado, serás un don nadie” eran recursos que empleaba la visión adulto/centrista imperante.

Así pase toda la década del 90” en una competencia brutal, encerrado en el cuartel, cultivando pasatiempos, y todo aquello que me brindaba la sociedad, derechos que nos decían habían sido conquistados a punta de sangre, fuego y protesta social.

La siguiente década, seguí en el camino trazado, en lo que decían debíamos ser y hacer. Una ruta que nos llevaba por senderos aislados, tendiendo hacia el individualismo extremo, y por supuesto hacia el consumismo feroz. Después de un tiempo llegué a hablar con mucho desplante de todo esto, exhibiendo cada nueva conquista, cada nuevo producto como símbolo del triunfo conseguido. Por supuesto, agrandamos la demanda, y aumentamos el mercado. El conformismo y la conquista de la independencia económica llegó a transformarse en nuestro fin último. Nos decían hijos de la dictadura, y muchos nos jactamos de este nombre, explicando el concepto con total inocencia, haciendo una simple retrospectiva de los bizarros años 90”.

Confieso ahora mi profunda equivocación, en todo lo que creía, en todo lo que entiendo soy ahora. El sueño, el profundo sueño, en que había caído, se está acabando. Nosotros los hijos de la dictadura volvemos a conversar, a escuchar, a salir del cuartel y mirar al otro más allá de cualquier prejuicio instalado. Pues ser parte de mi generación, implica una falsa libertad, una falsa conciencia de principios y fines, que impide ver el mundo, impide fundamentalmente vernos.WhatsApp Image 2019-10-23 at 16.10.16

Estos jóvenes, estos vecinos, compatriotas, han corrido el velo, pues todo aquello que creía, daban color a mi vida (consumo, hedonismo, competencia) se cae ahora a pedazos. Un efecto dominó que va más allá de la simple protesta, un efecto que desestructura mi cabeza.

Estamos en pleno octubre, la brisa fresca de la primavera mueve las altas copas de los árboles, niños, ancianos, adultos, danzan a mi alrededor en una frenesí, mientras cantamos “el pueblo unido, jamás será vencido” Yo por mi parte también estoy gritando, una voz interior, exclama, ¡que esto no acabe! ¡que esta primavera nunca termine! ¡estoy solo aquí, pero como nunca me siento parte de todos!

En realidad, no estamos atrapados desde afuera, sino más bien desde dentro, ser hijo de la dictadura, implica justamente eso, invisibilizar las cadenas y más bien creerse libres en un consumismo profundamente esclavizante, ser solidario desde el individualismo, comprender sin empatizar, y finalmente, escribir sin vivir, encerrado como se nos enseñó, siempre en el  cuartel, en mi propia dictadura”

WhatsApp Image 2019-10-23 at 16.10.19