Pensando la Polis desde la Jungla

Expandmenu Shrunk


Los Muertos de Oaxaca son también nuestro muertos.

Los Muertos de Oaxaca son también nuestro muertos.

Comunicado de solidaridad desde Wallmapu.

Como trabajadores, profesores y estudiantes de la ciudad de Temuco, no reunimos para repudiar los hechos de violencia contra el pueblo mexicano que han ocurrido esta semana en el estado de Oaxaca. Hechos que acontecieron luego de una multitudinaria manifestación convocada, el domingo recién pasado, por la Coordinadora Nacio13529231_10154298646424712_3317553620880484425_nnal de Trabajadores de la Educación (CNTE), plataforma que agrupa a más de 150.000 docentes de al menos 4 estados de ese país.

Luego de una brutal represión por parte del la policía, cayeron abatidos 8 personas entre los que se encontraban maestros, estudiantes, comerciantes y vecinos de municipios cercanos. Hoy, tristemente, los muertos suman 11. En primera instancia se dijo que las fuerzas represivas no portaban armas y que todo fue causado por un grupo de desconocidos que disparó a la multitud, pero ya han salido diversos registros donde se identifica a la policía portando y apuntando su armamento.

Como profesores y estudiantes, lo que ha pasado esta semana en México nos duele y afecta profundamente. Nos solo porque somos hermanos de un mismo pueblo americano que lucha y sufre las injusticias de un sistema que crea miseria, sino también porque los docentes que se manifestaban, lo hacían por razones casi calcadas a las que han sustentado las últimas movilizaciones de profesores aquí en Chile.

La base de la movilización mexicana es por una ley aprobada en 2013, ley neoliberal que intenta regular el trabajo docente mediante pruebas individuales de carácter punitivos y discriminatorios. Evaluaciones que a razón de la CNTE, no toma en cuenta el contexto social de los estados más pobre del país, ni tampoco promueve el trabajo colaborativo y solidario entre maestros. La CNTE lleva años movilizándose en torno a esta crucial cuestión, como respuesta, el gobierno patronal ha comenzado la persecución hasta apresar a dos de sus dirigentes. En respuesta a esto, comenzó el llamado a organizarse, surgió el bloqueo de calles y avenidas, que la policía federal reprimió con tal ferocidad que provocó más de 100 heridos y 11 muertos.

Frente a esto, la solidaridad territorial y mundial se ha hecho sentir: El lunes 20, el EZNL y el Congreso Nacional Indígena (CNI) llamaron a cerrar filas por el movimiento magisterial, y calificaron los hechos como un “cobarde ataque policíaco”. El mismo día, el EPR lanzó el llamado a una “lucha multisectorial de todo el pueblo”.
Como vemos, la lucha de los profesores de nuestro país tiene eco y correspondencia en otras latitudes del continente. El fin del agobio laboral, la precarización del trabajo mediante pruebas individuales que promueven la meritocracia, son determinaciones que los profesores del continente asumen como perjudicial para su dignidad, autonomía y desarrollo.13533338_10154298518569712_8842070927188397822_n

El mercado ha entrado hasta las entrañas en nuestra profesión, desde la formación universitaria hasta la estructura salarial y la autonomía profesional. Por eso, al igual que en México, los docentes de Chile nos organizamos para detener la arremetida neoliberal que mercantiliza e infecta de individualismo todos los espacios de nuestra escuela, de nuestro trabajo, de nuestra vida.

Ellos murieron luchando por nuestras mismas demandas. Sigamos luchando con su ejemplo.

Firman:

Movimiento por la Unidad Docente (Sección Temuco).

Nuestra Clase Araucanía.

Federación de Estudiantes U. Católica de Temuco.

Federación de Estudiantes U. de la Frontera.

Aces Araucanía.