Pensando la Polis desde la Jungla

Expandmenu Shrunk


  • Buscando culpables…

    ¿De quién es la culpa?

    La derrota discursiva de la centro-izquierda en las elecciones presidenciales.

    Por Tomás Cifuentes E.

    Estudiante de Pedagogía en Castellano; U. del Bío Bío. / Militante PC

    Unos le echan la culpa al Frente Amplio por no definir claramente un apoyo explícito al candidato de la “centro-izquierda”. Otros, dicen que el problema fue el propio Alejandro Guillier, que “no calentaba a nadie”, que “no quería ganar”. Y en general, se despotrica contra la falta de educación de los desclasados: “fachos pobres” (siendo que en las comunas periféricas de Santiago, donde se concentran los sectores menos favorecidos, ganóGuillier y la abstención, no la derecha), y en todo caso, ¿Qué derecho tenemos de cuestionar el actuar de quienes han sido relegados de las prioridades del programa oficialista? No faltan los que impugnan la responsabilidad a las propuestas más “osadas”, demasiado adelantadas para el momento,“quieren transformar este hermoso país en Chilezuela”, pensarán; claramente son quienes están más perdidos queriendo volver al centro político y la vieja Concertación de la que tanto nos está costando salir, y que, por lo demás, tuvo una fuerte derrota en las parlamentarias (si el resultado de la DC no les dice nada, ¿habría que empezar a hablar en ce-tá-ceo?).En fin, muchas de las razones que se esgrimen para explicar esta derrota son autocomplacientes, se quedan en la superficie del problema o tienden a lugares comunes. Quizá es demasiado luego para hacer un análisis más acabado, lo que no coarta la posibilidad de arriesgarnos y dar un juicio sobre qué fue lo que falló, con el fin de suscitar la necesaria discusión que se nos viene. Continue reading  Post ID 4939


  • Así es nuestro Chile!

    luksic-fustiga-duramente-va-twitter-a-piera-por-dichos-sobre-espionaje-en-la-sofofa-e1496690866641-730x350Tener por segunda vez a la esquizofrenia del mercado, del dinero plástico y el endeudamiento, del falo de Paulmann como catedral y el crecimiento macro-económico como único dios, no requiere análisis político, sino psiquiátrico. La monetarización de la vida, además de la mercantilización de los derechos sociales, incluye la privatización de la conciencia. Nos han individualizado y deshumanizado por casi medio siglo y en horario prime. Nos quitaron el derecho a pensar nuestras vidas, pero ellos/as nos piensan a su imagen y semejanza. Nos han arrancado la capacidad de interpretar la realidad, pero lo hacen por nosotros y nos lo cobran en seis cuotas precio contado. Nos han educado como autómatas y nosotros les obedecemos soñando con el éxito personal que nos inculcan como único fin.

    represion_chile


  • Tres poemas para ayer.

    Desde la Jungla revive M. Troncoso (José Pepino) y nos tira estas municiones.

     

    Lo dicho y la dicha

    Aquí
    entre la miga y la cáscara
    entre la raíz y el tallo
    entre el ir y venir
    espero bien quieto
    algún deslumbre del vacío
    una mueca de la nada

    en estremecimiento del alma
    de una flor sensible recién abierta

    Abrazo este momento
    lo infundo en mi pecho tibio
    voy contándole de mi viaje sin ruta
    del camino por caminar con ojos vendados
    y le agradezco por acercarme una duda

    que es mi pan diario

    Y así van pasando lo días

    como pasan los años

    con la humildad universal

    haciéndome saber

    que todo lo que nace tiene que morir Continue reading  Post ID 4920


  • Comunicología y Unidad IberoAmericana

    Comunicología y Unidad IberoAmericana

    Manuel Ortiz Veas, Universidad de La Frontera, Temuco, Chile 

    maortiz.@ufro.cl

    Y no hay belleza como esta belleza

    de América extendida en sus infiernos,

    en sus cerros de fuerza y poderío

    y en sus ríos atávicos y eternos.

    Pablo Neruda

    Empréstame a tu hermana,

    a ver, a ver si la cosa llega a parto de una vez,

    y nos juntamos todos…

    en una “Patria Grande”.

    Gonzalo Rojas

    Antigua América, novia sumergida …

    Déjame hundir la mano

    Y deja que en mí palpite, como un ave mil años prisionera,

    El viejo corazón del olvidado …

    Aire en el aire, el hombre, dónde estuvo?

    Tiempo en el tiempo, el hombre, dónde estuvo?

    Sube a nacer conmigo hermano.

    Pablo Neruda

     

                                                                 INTRODUCCIÓN

    Vivimos bajo el imperio del narcisismo y egocentrismo: egoístas, autoritarios y no solidarios de poderosos que imponen el belicismo;  obligando a los ciudadanos a la no comunicación (acto altruista& solidario&pacífico de hacer en común) y haciéndonos creer que es sinónimo de cien o más conceptos.

    La palabra maldita, PAZ – denominada así por la Poeta chilena Gabriela Mistral, que vivió en momentos en que se privilegiaba la guerra –  conlleva y va implícita en los verdaderos orígenes etimológicos y léxico-genésicos de la COMUNICACIÓN… Comunicación que para hacerla viva y encarnada requiere  de un nuevo mundo valórico ( donde prime la comunidad en el amor y la aceptación ) que tenga claro que habitamos en una Datósfera en la cual debemos claramente distinguir y diferenciar una serie de conceptos que nunca han sido sinónimos; y hacer una ética y moral donde sea realidad el que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Continue reading  Post ID 4915


  • Grita Marcos, y lo hace hacia Chile.

    El Subcomandante Marcos envió una carta allá por el 2009. El hoy “retirado” guerrillero, nos hablaba, con una lenguaje de la esperanza y la transformación, como debemos sentir y perspectivar históricamente Chile. Esto, a propósito de una nueva conmemoración de la muerte de Miguel Enríquez.

    Al Pueblo de Chile y a la Juventud Chilena:

    Les hablo a nombre de las mujeres, hombres, niños y ancianos del Ejército Zapatísta de Liberación Nacional, indígenas mayas en su inmensa mayoría, que resistimos en las montañas del sureste mexicano contra el neoliberalismo y por la humanidad.

    013

    Continue reading  Post ID 4905


  • La DC es un comic

    Ahora entiendo cómo fueron capaces.

    Por Fernando Sacamuelas.18278438_10213835789428450_8004101117601023806_o

    Hace más de un año, el consejero político de la Democracia Cristiana, Gutenberg Martínez, decía en un conservador programa de televisión, que dentro de la Nueva Mayoría hay dos vertientes: una que asume que no todo está tan mal, que “lo hecho” desde el proceso de “transición” hasta hoy, no puede ser totalmente recriminado y otra, que quiere “acabar con todo” y comenzar de nuevo.

    Al primer grupo, le llamó adeptos a la “tribu de la reforma”; al segundo, los “amigos de la revolución”. Nuevamente, más de cuatro décadas después, el partido más laxo y moralino de Chile, viene a demostrar su animadversión respecto a los cambios (más o menos) radicales.

    No es difícil explicarse la historia de traiciones en nuestro país, si hoy, más de 40 años después, los lacayos del capital siguen poniendo el grito en el cielo, cada vez que el “progresismo desbocado” quiere tocar el statu quo.

    Y no hablo de José Antonio Kast, su sobrino Felipe o de Sebastián Piñera, me refiero a toda la fauna neoliberal que contribuye a la crítica vacía, a la postura egoísta, a los intereses de clase que calan por los poros de aquellos/as que les gusta alardearse “neutrales”.

    Me refiero a los Gutenberg Martínez, a los Ignacio Walker, a los Camilo Escalona; a los Matías Del Río y Fernando Villegas del horario prime; al patrón de fundo, de canal de televisión o medio escrito.

    Me refiero a aquellos/as que dicen representar “el sentir de la mayoría” pero son el tibio reflejo del pánico de la minoría, que quiere que todo siga igual. Esta tibieza, esta democracia a media tinta, es el cáncer endógeno de Chile. Esa misma metástasis que representó, por tanto tiempo, la figura del difunto ex presidente Patricio Aylwin: el ADN de aquellos/as que abusan de esa ficticia “clase media”, de ese objeto fetichista del discurso desclasado y ambiguo, que sirve como masilla mágica, para tapar cualquier gotera en el techo del sistema hegemónico.

    Y es aquel sentido común de la clase media emprendedora, meritocrática y aspiracional, el objetivo estratégico del poder centrista. Ambigüedad ideológica y gatopardismo que hoy transitan como un fantasma, desde el partido Comunista hasta “la centro derecha”.

    ¿Cómo ha hecho tanto daño este “centro político”?

    Ahora entiendo cómo fueron capaces…


  • El otro Incendio.

    No es casualidad que el fuego convierta en cenizas casi todo lo que toca. La combustión que llevamos dentro es el ingrediente perfecto para encender aún más la llama. Si es así, cada pucho, cada porro, cada cosa que prendemos para consumir,  refleja  en lo profundo ese amor por el calor, ese deseo por lo que arde. Pero, calor, fuego y ardor no son lo mismo. Representan grados de un mismo discurso, símbolos de una sensación parecida.DSC09880

    Fuego: Es la imagen tele-mesianica del momento. Es el símbolo destructivo por antonomasia. Desde el ave fénix hasta la Moneda (Casa de Gobierno). Desde ese encendedor prendiendo PBC en la población Huamachuco, hasta la llama olímpica que circula. Representa vida y muerte de lo etéreo. Es también lema y elemento venerado,  verbo de lo consumido, pues en él termina el esfuerzo de lo producido.

    Calor: Sensación. Puente sináptico de lo acontecido. Es el efecto que descompone, físicamente una elevación de energía. En lo interno es el deseo, que sucumbe en las sabanas apocalípticas del verano. Eres tú y yo, recordando esas gloriosas jornadas. Es el secreto del bosque que acoge la cabaña, guardando celosamente su potencial amenaza. Percepción confusa de todo aquello que atrae, diluye, destruye. Elevación corporal. Inflamación de aquello que resiste. Yo mismo, ellos. Todos los seres que dicen estar vivos. Algunos incluso que necesitan gritar en páginas sociales que realmente viven.

    Ardor, arder: Síntesis de fuego y calor. Fantasía de Nerón. Imaginario anarquista. Combustión pura creativa. Es aquello en cuyo brillo algunos arrojan sus problemas y otros elevan sus ideales abrazándolo, inmolándose. Pues la llama esta viva, algo la azuza por dentro. Así nos aturdimos, nos empequeñecemos, nos elevamos en presencia de aquello que se consume. Luz merecedora de noche y aterradora de día. Bosque ardiente inútil e innecesario para los pretéritos colonos. Bosque ardiente, útil y necesario para nuestros empresarios. Continue reading  Post ID 4867